domingo, 18 de marzo de 2018

El Spotter Day llegó al aeropuerto de Ezeiza

Con mucho entusiasmo, les contamos que el día de ayer se llevó a cabo en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza el primer Spotter Day, donde 100 entusiastas de la aviación nos reunimos para vivir una jornada inolvidable.


Desde hace algunos años se estaba analizando la posibilidad de realizar un evento de este tipo en el aeropuerto principal de la ciudad de Buenos Aires. La iniciativa se dio en noviembre del 2017 cuando se realizó un evento de este tipo por primera vez en Argentina en el Aeroparque Jorge Newbery. Con este antecedente, se incrementaron las posibilidades de que se organizara un evento similar en Ezeiza.

Y, finalmente, gracias a la empresa Aeropuertos Argentina 2000 (administradora del aeropuerto de Ezeiza), a la ANAC (ente regulador de la aviación), y a la PSA (Policía Aeroportuaria), el día de ayer vivimos un evento inigualable.

La cita se dio bien temprano por la mañana en la sala "Malvinas Argentinas", en el aeropuerto de Ezeiza, donde los participantes nos acreditamos, nos entregaron obsequios y souvenirs, y nos recibieron con un delicioso desayuno para empezar el día con todas las energías.

Banner en la entrada de la sala.

Comida de bienvenida.  


Ya ubicados sobre la pista 11-29. 

Primer vuelo del día: B787 de Avianca. 

Como en todo evento siempre pueden surgir inconvenientes. En este caso, hubo algunas demoras en la llegada de los colectivos que nos llevarían hasta la pista donde nos ubicaríamos, pero finalmente nuestro transporte llegó y por fin llegamos a destino, a pocos metros de la pista 17-35, sobre la pista 11-29 que la cruza, cerca de la acción y de hermosas aeronaves como estas.

B777-300(ER), N721AN de American Airlines llegando de Miami. 

B787-8, EC-MIH de Air Europa llegando de Madrid. 

B777-300(ER), PH-BVN de KLM despegando hacia Santiago de Chile.

Estas fotos son solo un adelanto de las cientas que capturamos durante este evento inolvidable. En los próximos días compartiremos el resto de las imágenes con todos ustedes.

En conclusión, vivimos una experiencia que superó nuestras expectativas, un evento organizado, bien planeado por parte de las autoridades del aeropuerto. Esperamos contar con otros eventos de este tipo en el futuro y, por supuesto, poder ser parte de estos para seguir viviendo a flor de piel la pasión por volar.